El éxito de los implantes dentales depende, en algunos casos, de la calidad y cantidad de hueso disponible en la zona receptora. Sin embargo, esta situación puede verse comprometida por algún tipo de traumatismo o enfermedad periodontal, lo que, a su vez, requiere un aumento óseo adicional.

Una regeneración ósea exitosa necesita de componentes esenciales que permitan, por ejemplo, la colocación de injertos autólogos en bloque. Añadido a ello, y como consecuencia de los avances en el campo de los biomateriales regenerativos, existen otras alternativas a los injertos autólogos que, desde nuestra clínica dental en Majadahonda, te descubrimos a continuación.

Materiales de relleno de diverso origen

Son muchos los biomateriales sintéticos y orgánicos que han sido utilizados para la reconstrucción ósea, tanto en animales como en humanos. Este tipo de materiales se emplea frecuentemente en procesos de regeneración, como procedimiento previo a un implante dental.

Uno de los más usados, el Bio-Oss, cuenta con propiedades de osteo-conducción, que permiten una regeneración ósea eficaz y predecible. Este material da estructura al hueso recién formado y preserva su volumen.

Membranas de regeneración tisular guiada

La regeneración tisular guiada ha sido identificada como una forma eficaz de restaurar estructuras periodontales dañadas. Se trata de una técnica de barrera, en la que se emplean membranas para mantener un espacio que permita separar al hueso y el ligamento periodontal para poder restaurarlo a sus niveles originales.

Son dos los grandes grupos de barreras que se utilizan en la regeneración tisular guiada: las no reabsorbibles y las reabsorbibles. La no reabsorbibles permiten un mayor control del tiempo de cicatrización y cuentan con una mayor rigidez; mientras que las reabsorbibles no precisan de una segunda cirugía y el riesgo de exposición e infección es menor.

Plasma rico en plaquetas

El plasma rico en plaquetas cuenta con una gran cantidad de factores de crecimiento fundamentales para favorecer los procesos de regeneración ósea, estimulando el crecimiento del hueso de un modo mucho más rápido y una mayor cicatrización de las heridas.

Al proceder los factores de crecimiento del propio cuerpo, la regeneración es mucho más natural y en cirugías de implantes dentales ayuda a acortar los tiempos y el proceso de recuperación de cada paciente.

Colocación de injertos autólogos en bloque

La colocación de injertos autólogos – material óseo obtenido del propio paciente – es una técnica de regeneración ósea que se emplea cuando una escasa anchura del hueso no permite la colocación de implantes dentales.

Su objetivo principal es posicionar un bloque de hueso en la zona que tratar, para que pase a formar parte íntegramente del hueso. De este modo, mejora la calidad del hueso y es posible la posterior colocación de los implantes.

Otras técnicas: implantes cigomáticos

En caso de que tu dentista en Majadahonda descarte los injertos autólogos para una regeneración ósea previa a un implante dental, este puede optar por los implantes cigomáticos.

Su principal diferencia con un implante osteointegrado es que los cigomáticos se fijan en diagonal en el hueso cigomático – el arco óseo que se encuentra en las mejillas y que es muy bueno para el anclaje y la osteointegración de los implantes. Este tipo de implantes son mucho más largos que los corrientes y normalmente se usan cuando es precisa una rehabilitación completa de la arcada superior.

Como puedes ver, las técnicas de regeneración ósea que se pueden aplicar previamente a la colocación de implantes dentales son muy variadas y la aplicación de una o de otra dependerá del caso en particular de cada paciente.

¿Padeces de falta de hueso para poder someterte a un tratamiento de implantes dentales? Pídenos cita y veamos cuál puede ser la mejor solución.