No, no nos estamos refiriendo a la mítica película de Spielberg, sino a unos tipos de dientes permanentes que crecen por detrás de los de leche.

A partir de los 5-6 años de edad los dientes definitivos comienzan a erupcionar. Las raíces de los dientes temporales se disuelven, de forma que, cuando empiezan a asomar los dientes permanentes, los de leche se caen. Sin embargo, hay ocasiones en las que las raíces son muy fuertes y se resisten a caerse. Este es el motivo por el que los dientes definitivos aparecen justo detrás de los primarios. Se llaman “dientes de tiburón” por su similitud con los del animal.

¿Por qué se forman los dientes de “tiburón”?

Es un problema más frecuente de lo que parece, por lo que no hay que alarmarse. Un motivo por el cual salen este tipo de dientes es porque las raíces de las piezas dentales de leche no se disuelven como deberían. Otra posible razón puede ser que la desviación en la erupción de los dientes permanentes haga que las raíces de los dientes temporales no se reabsorban correctamente.

Acudir al odontopediatra

Lo habitual es que los dientes de leche más resistentes acaben cayéndose de forma natural, pero, si no es así y permanecen en la boca demasiado tiempo, es recomendable hacer una visita al odontopediatra. Será él quien estudie el caso y, si lo considera necesario, extraiga algunas de las piezas de su primera dentición.

Si los dientes de “tiburón” no se caen y no acude con su hijo a un profesional de la odontología, es posible que, con el tiempo, el niño pueda sufrir problemas de apiñamiento o maloclusión dental. Además, esta situación dificulta la higiene bucodental y, como consecuencia, aumentan las posibilidades de sufrir caries.

En Clínica Dental Centro Médico Majadahonda te recomendamos venir con tu hijo a nuestro centro, donde valoraremos debidamente cada caso para poder ofrecer la mejor solución.