El descenso en la producción de hormonas que comienza a producirse entre los 45 y 55 años de edad aparece junto a los primeros síntomas de la menopausia: sofocos, dolores de cabeza o irritabilidad, entre otros.

Además, esta época provoca una mayor propensión a sufrir problemas bucodentales. Esto sucede con la bajada de los niveles de estrógenos, que afecta directamente a las encías. De la misma manera, la reducción de progesterona provoca una disminución de la densidad ósea de la mandíbula, poniendo en riesgo el sustento de nuestros dientes.

 

Consecuencias de la menopausia en la salud de tu boca

 

  • Gingivitis descamativa. Es la separación de las capas externas de las encías hasta el punto de dejar la raíz del diente expuesta, provocando sensibilidad ante agentes externos como bebidas o comida caliente o fría.

 

  • Xerostomía. Más conocido como sequedad bucal.

 

  • Síndrome de la boca ardiente. Provoca síntomas como un fuerte ardor, sensación de quemazón, escozor, hormigueo o adormecimiento de la lengua, las encías y los labios.

 

  • Adelgazamiento de la mucosa bucal. Como consecuencia de la reducción en la producción de hormonas, las mucosas de la boca, al igual que las de todo el cuerpo, se vuelven más frágiles y se debilitan.

 

  • Periodontitis y pérdida de hueso. Al mermarse el hueso maxilar, se pone en riesgo la supervivencia de los dientes, ya que éstos pierden el soporte sobre el que se sostienen.

 

Aunque te hemos puesto algunos ejemplos cómo puede afectar la menopausia a la salud de tu boca, no es menos cierto que está en nuestra mano disminuir parte de dichas consecuencias mediante determinados cuidados y rutinas de higiene bucodental, acompañado de visitas regulares a tu dentista en Majadahonda.

En nuestra clínica dental en Majadahonda te damos las mejores recomendaciones para mantener una buena salud bucodental durante este periodo. Pide cita ahora y resolveremos todas las dudas que puedan surgirte al respecto, ¡te esperamos!