La coloración de nuestra dentición se altera con el paso del tiempo adquiriendo una antiestética tonalidad amarilla. ¿Sabes cuál es el motivo?

¡En este artículo te lo contamos!

Tipos de manchas en los dientes

Para conocer la causa, primero debemos tener en cuenta que existen distintos tipos de manchas: las manchas intrínsecas y las extrínsecas.

Las manchas intrínsecas son aquellas que afectan a la estructura interior de la dentición. Suelen producirse por factores como la genética, la edad, haber sufrido algún traumatismo o el consumo de determinados medicamentos, como los antibióticos de tetracilina.

Las manchas extrínsecas se muestran en la zona externa del diente, y están relacionadas con el estilo de vida del paciente. Fumar y consumir en exceso bebidas como el té, café o refrescos, puede provocar un cambio en el color de la superficie del esmalte. Otro factor que afecta al surgimiento de este tipo de manchas es una inadecuada higiene bucodental.

La clave para prevenirlas

Para evitar que tus dientes adquieran una coloración amarillenta, lo más importante es vigilar los alimentos y bebidas que se consumen. También es recomendable tomar algunos alimentos con pajita, para que estos no entren en contacto con el esmalte dental.

Es recomendable realizar revisiones bucodentales periódicas para vigilar los cambios en la tonalidad de tu dentición.

¿Cómo se eliminan las manchas?

En la actualidad, existen tratamientos realmente efectivos para conseguir una sonrisa blanca y bonita.

Algunos tipos de manchas se eliminan a través de blanqueamientos dentales. Sin embargo, para los cambios de coloración en el área interna del diente se recomiendan otro tipo de tratamientos odontológicos estéticos, como las carillas dentales.

En nuestra clínica, disponemos de la tecnología más avanzada para solucionar los problemas relacionados con los cambios en el tono de tu dentición.  Ponte en contacto con nosotros y te asesoraremos.

¡La primera consulta es gratuita!